“Bajo tu mirada, Madre, seguimos caminando” – Año Mariano Diocesano 2018

16807476_120347961819584_2881576368678154609_n

Convocatoria del obispo diocesano Sergio O. Buenanueva a celebrar un Año Mariano Diocesano al celebrar los 300 años de la Virgencita.

 

San Francisco, 15 de noviembre de 2017

Para ser leída en las Misas del fin de semana del 25 y 26 de noviembre

A todos los fieles de la Diócesis de San Francisco.

Queridos hermanos y hermanas:

En 2018 se cumplen trescientos años de la primera noticia documentada de la presencia, en nuestras tierras, de la imagen de la Inmaculada – la “Virgencita – que custodia el Santuario de Villa Concepción del Tío. Es el corazón espiritual de nuestra Iglesia diocesana.

Con tal motivo, y contando con el parecer favorable del Consejo presbiteral y del Consejo de pastoral diocesano, convoco a un Año Mariano Diocesano, bajo el lema:

“Bajo tu mirada, Madre,

seguimos caminando”

Como pueblo de Dios peregrino hemos hecho la experiencia de la presencia de María, cuya mirada alcanza a cada peregrino que llega a su Santuario y lo acompaña en todas sus horas. Los jóvenes lo experimentan cada año, en la peregrinación que los lleva a la casa de María. Lo experimentan los pobres, los que sufren, los pecadores. Sus ojos y sus manos abiertas en oración recogen todas nuestras súplicas. Esa mirada tierna de María nos transparenta a Jesucristo resucitado y nos anima a seguir caminando como Iglesia misionera que, con gozo, anuncia el Evangelio.

Dios mediante, iniciaremos este Año Mariano el próximo 8 de diciembre, con la celebración de la Solemnidad de la Inmaculada. Con tal motivo, presidiré la santa Eucaristía y la procesión en el Santuario de la Virgencita ese mismo día a las 17:30 hs. Culminará el 8 de diciembre de 2018.

A lo largo de este tiempo de gracia, la figura de María, la más perfecta discípula del Señor (DA 266), nos ayudará a destacar los rasgos fundamentales del discipulado cristiano y de la naturaleza misionera de la Iglesia como comunidad de fe, esperanza y caridad.

Los objetivos fundamentales de este Año Mariano Diocesano se enmarcan en el camino de renovación pastoral y conversión misionera que nos propone nuestro Plan de Pastoral Diocesano. Son los siguientes:

  1. Animar la celebración del Año Mariano presentando la figura de María como modelo del camino discipular y misionero del cristiano y de la Iglesia diocesana.
  2. Celebrar los 300 años de la presencia histórica de la devoción a la Virgencita para fortalecer los valores de la religiosidad popular presentes en nuestro pueblo.
  3. Promover, en toda la diócesis y en cada comunidad, la dimensión mariana de la espiritualidad cristiana, acentuando sus rasgos bíblicos, la oración del Rosario y el acto de entrega confiada (consagración) a María.

Para animar la celebración de este Año Mariano se ha constituido una Comisión Diocesana que, oportunamente, dará a conocer distintas actividades, iniciativas y sugerencias para que todos podamos vivir con abundantes frutos este tiempo de gracia.

Estoy convencido de que este Año Mariano traerá abundantes gracias para nuestra diócesis. ¡Qué nadie sea indiferente a esta llamada! ¡Es María la que nos convoca!

Con mi bendición,

+ Sergio O. Buenanueva

Obispo de San Francisco